Tuesday, March 28, 2006

FIGAYLIDAD
Una vez un primo refiriéndose a su esposa dijo: “Meto mis manos al fuego que me es 100% fiel”. La abuela conocida como Gran Jefa le dijo que era un mentecato pues desde que el hombre es hombre y la luna es luna, este no dejara de ser un cabrón y la luna jamás será de queso.
Por Gonzal OM ontoya
La teoría de la Gran Jefa me pareció razonable pero un poco atrevida, yo jamás les digo a los más pequeños de la tribu que Santa Claus no existe, la estupidez de mi primo Cuernos de búfalo radicaba solo en el hecho de que yo no metería las manos al fuego ni siquiera por mí. Sin embargo la fidelidad del que la Gran Jefa y Cuernos de Búfalo hablaban era diferente a la que yo conocía: La Figaylidad, esta es como diría mi abuela, harina de otro costal. Se dice que dos cabezas piensan mejor que una, ¿será que pensamos que tres lo harían mucho mejor? ¿Acaso es imposible esperar todo de una sola persona? ¿Tendremos que recurrir a la poligamia para cubrir todas nuestras expectativas? ¿Acaso el derecho del Islám es la respuesta? ¿Acaso la monogamia no es antinatural? En el matrimonio, cometer adulterio esta tipificado como una cláusula de divorcio, y no olvidemos el sexto mandamiento, pero ¿realmente nos importa? Todos tienen cierta idea de lo que debe ser la fidelidad, algunos creen, otros no.
Actualmente en la sociedad moderna se da un fenómeno aun no descifrado entre las relaciones de las parejas hetero, les, bisexual en donde la fidelidad al parecer ha perdido terreno e incluso esta demode, por ello lo que nos concierne a nosotros es la figaylidad. Admito que he sido infiel, una de mis mejores relaciones la perdí por ello, por supuesto que tenia diecinueve años de edad y no estaba dispuesto a dedicarle mi vida entera a una sola persona; Ahora soy mayor, y ok sigo sin estar dispuesto a perder mi VIPS (vida intima privada de soltero). Si es verdad que perdí una gran relación, también lo es que la casa se encuentra siempre limpia y tengo mas espacio en los armarios. Por ello la figaylidad debe ser comprendida y aceptada por el bien de todos. ¿Pero? ¿Cómo entender la figaylidad? En un principio las niñas sueñan con casarse, las quinceañeras con su fiesta o viaje, y los gays con Ben Affleck. Las niñas crecen se casan, después se divorcian continuando su vida; Las quinceañeras se tragan el pastel o pierden su virginidad en la isla de Bora Bora, estas también crecen metamorfeandose en las clásicas pirujitas del Inhumyc; Y el gay … ¿Qué sucedió con Ben Affleck? Al parecer el gay también creció, pero con ese pensamiento tan arraigado que cuando menos se lo espero ¡ Puff ! ya tiene 50 años y no Ben Affleck, este resulta estar ocupado revisando las cláusulas de divorcio que una nalgona estipulo en el solemne contrato de matrimonio.
Entonces algunos se quedan esperando a Ben y no despiertan de la fantasía, jamás crecen. Otros pasan a la segunda etapa pero les queda la curiosidad de lo que hubiera sido tener a Ben, por ello el ejemplo anterior explica los primeros síntomas de la figaylidad. Estos dudosos lograron pasar a la segunda etapa gracias a que se preguntaron a si mismos ¿Cómo demonios me atreví a pedir a Ben Affleck? ¿Acaso soy lo suficientemente J-Lo? Estas personas empiezan en el camino de atreverse a vivir una relación verdadera, aclaro que esta no consisten en fiestas, cine, restaurantes, antro y sexo, me refiero a la que implica compromiso, cuidado, cariño, respeto, amor y sacrificio, así es: sacrificio. ¿Quién dijo que esto era sencillo? Una vez que están en esta etapa de compromiso se dan cuenta que la fidelidad es como los dragones: no existen, y si lo hicieron solo están documentados en documentos, códigos o papiros. La tercera etapa para entender la figaylidad consiste en que una vez en una relación no estamos del todo seguros si nuestra pareja nos es fiel o si nosotros no caeríamos en una de esas tentaciones, pensamos que podríamos ser infieles porque no hemos encontrado “al amor de nuestras vidas” y solo hasta ese día seremos fieles, pero ¿que tal si lo encontramos pero no somos el amor de la vida de la otra persona? ¿Y otra persona roba ese corazón? ¿Puedo tener una relación sin sentir mariposas en el estomago? Y vienen pensamientos negativos como: “si a mi hermana la engañaron estando casada y con hijos ¿Qué me puedo esperar yo?” “¿Y si lo engaño?” “¿Qué tanto es tantito?” Ya que estamos aburridos y con flojera de dudas de la tercera etapa, y tenemos en claro que no es necesario contratar al equipo de Cheaters 24/7 para estar seguros que nuestra pareja nos es fiel, aplicamos el refrán de la abuela “ojos que no ven corazón que no siente”, enfrentamos la verdad y al mundo como verdaderos hombres, con todo y Arnold Schwarzenegger como alcalde de California, es en ese momento en que se llega a la cuarta etapa, a la verdadera relación gay, entendiendo las reglas de la figaylidad: Aceptando la realidad, no hay nada mejor en el mundo que ser realista, recuerden que no cualquiera llega a esta etapa, así que ya es un gran paso.
La figaylidad consiste en amar a una persona pero con derecho a aventurarnos en la poligamia, las reglas son las siguientes:
siempre usar protección,
no citas, solo sexo,
no dar teléfonos,
no esta permitido dar apellidos,
el gimnasio y los antros son zona abierta,
sexo con los familiares y amistades en común están prohibidos,
nada con exceso todo con medida,
no involucrar el corazón,
no se vale llevar mascotitas a la casa conocidas como ladillas y mucho menos un virus.
Si esto aun no los satisface y desean mas, entonces no es necesaria una relación, lo que ustedes necesitan es un harem. Algunas personas me podrán señalar de liberal, no me malinterpreten, pienso que la fidelidad es una virtud, pero no fue hasta que mi buen amigo Corazón de Pollo contrajo el virus del papiloma humano por creer que su novio “el amor de su vida” como gustaba describirlo, le era fiel, resulta que Pocasu... no lo era, así decidí escribir acerca de la figaylidad. Escuchemos consejos de los mas sabios de la tribu recuerden que mas sabe el diablo por viejo que por diablo. Una leyenda de mi tribu dice que la fidelidad definitivamente nos puede convertir en mejores personas en el plano espiritual, pero mientras esperamos en el plano terrenal lo mejor será cuidar de nosotros y de la persona amada, tal vez la Gran Jefa tenga razón, mas vale prevenir que lamentar, la respuesta esta en ustedes, solo recuerden que sobre advertencia no hay engaño, mi primo Cuernos de Búfalo ya esta divorciado pues la fulana por la que metía las manos al fuego se embarazo de otro, ella fue expulsada de la tribu y él esta en terapia, al parecer los heterosexuales como nosotros también tienen problemas aceptando la monogamia, tal vez la fidelidad solo exista en equipos de sonido y la luna al parecer jamás será de queso.
¡SAFE SEX!

14 comments:

Anonymous said...

Llámame optimista me gusta tu blog no creo como tu que el amor no existe sin embargo en esto no puedo estar mas en acuerdo contigo, es verdad la fidelidad NO existe, es anti natura pensar que le seremos fieles a una sola mujer.

Charly

ka! said...

De inicio SIEMPRE estaría prohibido el llevar mascotitas a la cama del otro..jajaja..eso es neto.

Ahora bien, es cierto que tengo ya mi rato sin encontrar a alguien que realmente cubra (y desee) cubrir mis expectativas...aún tengo algo de fé en ello...aunque me atemoriza perder mi VIPS...segurísmo.

Qué pasa?...que generalmente los hombres...(honéstamente no sé si sea privativo del buga o genérico) empezamos pensando con la cabeza, pasando por el sexo..y a la enésima llegas a involucrar los sentimientos...

Yo sé ser piruja...me declaro zuripanto en tono subido...mi pedo inicia cuando no retiro mis cartas a tiempo...y aflora el puto caballero andante que rescata damicelas...hasta que gradualmente se convierte en ogro...

Ni pedo.

Mugrali said...

Interesante tema.
Sí, de acuerdo, es muy utópica la fidelidad pero no imposible, me consta.
Las reglas me parecen muy pertinentes.
Saludos :-)

Rata de dos patas said...

Estoy de acuerdo en casi todo lo que sale de tu dulce boca, pero me ha tocado conocer gente en relaciones abiertas y me digo "no, esto esta cabron, yo nunca lo haria". Tal vez se necesita estar o muy enamorado de alguien para aceptar sus condiciones (no creo que siempre se de de mutuo acuerdo) o de plano simplemente estar en esa relacion porque no podemos pagar la renta solos. Conveniencia, convivencia.. es muy poca la diferencia...
BTW, me encanta leerte, pero como dijo mi abuela, Gran Cuchara De Palo, "Blogs tan largos ahuyentan al lector ocupado"

Apolo Artemis said...

La neta, la neta he estado pensando mucho que escribir porque esto me llega y como que nada me convence.
Yo tuve una relación de 4 años y confiaba mucho en mi pareja cuando hablábamos de nosotros yo lo único que pedía era honestidad. Los dos estábamos de a cuerdo en que la fidelidad debería de ser una de las bases de nuestra relación o al menos es lo que yo siempre entendí. La neta es que eso de que mi pareja se coja con alguien más no me asusta, ni me causa celos o inseguridad se muy bien quien soy como para preocuparme por esas cosas, pero curiosamente yo si creo en una relación de dos y quiero una relación de dos, así que lo que más me encabronó es que yo le pregunte si me había sido infiel y categóricamente lo negó, hasta que un día en un antro lo descubrí apuntando el teléfono de un wuey en su cel y ahí acabó todo y se acabó porque no puedo confiar en alguien que no tiene los huevos para decir –sí, si me he acostado con otras personas- cuando se lo estas preguntando cara a cara, yo no se que afán de negar las cosas como si no hubieran pasado cuando es tan obvio.
La neta es que no se si voy a encontrar algún día a una persona que me sea fiel o si voy a terminar cediendo a una relación abierta, lo que si se es que en cualquiera de los dos caso quiero que los dos estemos enterados de las condiciones de la relación y no que uno viva pensado en una cosa y otro haciendo otra.

Y eso si seas buga, gay, bi, o lo que sea el condón es un must, con la salud no se juega.

Anonymous said...

Yo me considero fiel 100% y siempre pensé que mi primer novio también lo era hasta que decidió que adoptaramos las mentadas mascotitas. Entónces desperté. :(

Abogadete said...

Muy interesante tú teoría... será aplicable a los bugas... tal vez,le empiece a llevar a la "praxis".

Salu2

Ultraviolet said...

Pues como diría mi abuelita: Ojos que no ven, corazón que no siente!!..pero0 si le agregamos a lo que dijo mi abuelo: Me gusta ver y tengo corazón..
Creo que eso de la fidelidad es muy complejo, si estas con una persona que dices amar, o querer..entonces porqué ponerle los cuernos con otr@, no lo entiendo, creo que es mejor hablar con la verdad, con la neta y decir que solo andan cotorreando, para no lastimar a la otra persona.
Igual la cuestión de la infidelidad si creo que sea cosa de género..por lo regular mis amigos ya sea hetero o gay, me lo han confirmado..que les cuesta mucho trabajo estar con una sola persona.
Al menos en ese terreno me cae que me siento completamente satisfecha, porque cuando he andado con una persona..me importa la comunicación y la fidelidad...y si es una relación estable..NUNCA HE SIDO INFIEL!!
Besos..

Capitán Guayaba said...

Muy buen post, bastante interesante, pues bueno, creo que estando en una relación, nunca he sido infiel... bueno, una vez, cuando empecé a salir con una chica, tenía novia, pero pues para no cuernear corté a la novia, y como en la vida todo se paga, me quedé como el perro de las dos tortas y me bateó la nueva. Triste mi historia. Un abrazo Gonzalo.

MEMOIRS DE UNA PINCHE TRASHY said...

SI se fijan en los post de hombres y mujeres llegamos al punto que las mujeres SON HERMOSAS y los hombres UNOS PINCHES ZORROS!!!

Los quiero a todos.

tremas said...

Creo que como todas las cosas en este mundo, eso de la fidelidad guarda todo un surtido rico en su aparente simplicidad, y si algo adoro yo es la multiplicidad de formas en el universo.

Por eso es que me abstengo (¡en la medida que puedo!) de andarme con juicios absolutos, para mi eso de la fidelidad, como muchas otras cosas es una cuestión "vocacional", simplemente hay quien nace para ello y quien no...

¡¡¡Como los maestros!!!... hay verdadera gente cuya esencia es feliz en la altruista labor de ilustrar y combatir la ignorancia con entrega y compromiso, mientras que los hay atrapados por la vida y las circunstancias en una profesión que ni les llena ni los enaltece....

Una persona convencida de ser feliz siendo fiel (¡Ojo! convencida por que su autoconocimiento le dicta que esa es ineludiblemente su esencia... fuera de los acuerdos de lo "socialmente aceptado" y lo "políticamente correcto") es tan verdadera y honesta como quienes saben ser infieles con responsabilidad y conocimiento de causa.

¿Cuanta gente es fiel a fuerza de remordimientos moralinos contrarias a su muy "filantrópica" naturaleza de compartirse al mundo? ¿Cuanta gente es infiel y luego se andan azotando por la calle de la amargura de ya no poder ver a su pareja a los ojos?

Mi conclusión al respecto es que hay que despojar a la fidelidad (entre muchas otras cosas) de sus consideraciones absolutas, fiel-bueno e infiel-malo, en donde cada quien pueda escoger sin temor a juicios sociales la opción que mas le guste.

Por ejemplo, yo nunca he sido infiel, y me he arrepentido de muchas cosas en mis malas relaciones menos de eso, el ser fiel no es ni mi cárcel ni mi palacio, ni mi defecto y mucho menos mi virtud... es algo tan natural en mi que no hay argumento mas sustantivo que el simplemente ser así, es una de mis muchas "vocaciones".

ed said...

yo creo que las relaciones son contratos y por tanto la fidelidad es una cláusula, por tanto debería ser pactada, al final hay gente para todos los gustos y ya sea que les guste el follón masivo o la exclusividad copulatoria, el asunto se resolvería simplemente aceptando los términos, pero claro hay carnes por las que cualquiera diría que si a lo que sea...

Ultraviolet said...

Si los hombres tienden a ser más pinches zorros!!!!
Ya date una vueltecilla porque te extraño

titab said...

Yo creo que pedir fidelidad, es demasiado pedir. Somos primates, no lobos ni pingüinos que se mantienen con la misma pareja por siempre.

La cosa es que casi nadie acepta eso al empezar una relación. Después alguno llega con el rabo entre las patas diciendo sorry o pidiendo explicaciones.

¡Ah! y las mascotitas y el huitlacoche en la riata o la vayaina ¡eeeewwwww! Cruz cruz que se vaya el diablo y también Jesús.