Wednesday, March 22, 2006

LOS CHICOS SERÁN CHICOS

Juan Pablo es un universitario asiduo del X-Box; Karla que labora en un Juzgado de Distrito porta calcetines con figurines de conejillos, Ramos, futuro notario no se concibe a si mismo sin sus videojuegos de su inseparable Palm, a un semestre de titularse Fernanda tiene la colección completa de las películas de Disney, Delia que se colocó en una empresa internacional tiene todos los juguetines del “ChickyPack”, Después de estar en la UP estudiando derecho Mónica llenó su cuarto de ositos de peluche, muñecas y changuillos….
Por Gonzal OM ontoya

Me encontraba desparramado en un futón leyendo el libro: “Cuando yo era niño y otras perversiones” de Hernán Lavín Cevda cuando sonó el teléfono a las 22:44 hrs. Era un recordatorio formal para asistir a un cumpleaños informal que evidentemente había olvidado. Llegué políticamente tarde, me extrañó ver en el patio una piñata de Rosita Fresita, las mesas con globos, gorritos de Bob Esponja, pues se trataba de un vigésimo tercer aniversario de vida en este lindo planeta.
Si me hubiera encontrado a un payaso posiblemente hubiera muerto de miedo, un payaso a las 15:00 hrs es aterrador, un payaso pasada la medianoche es “It” de Stephen King.

Mi impuntualidad fue severamente castigada cuando la cumpleañera me sentó con los amigos de su hermanita de catorce años. Podía manejar la platica: problemas de acne, Backstreet, Britney, Nickelodeon , ready?, set, go en menos de cinco segundos ya había hecho contacto visual con el enemigo, quienes me observaban con cara de “¿Quién es este pinche ruco” Eran ellos y yo, 14 vs 30, estaba listo para la batalla. No me importó mucho la diferencia de edad al principio, en la mesa a diferencia de la mesa de mis amigos “rucos” teníamos todo, mis amigos tenían gorritos de Calamardo nosotros teníamos vodka, mis amigos tenían silbatos nosotros teníamos tequila, mis amigos tenían un pastel y una gelatina, nosotros Brandy y cervezas. “Que ridículos se ven esos gueyes con sombreritos” comentó un pequeño Gizmo a mi lado, yo sentí pena ajena pues andaban criticando a mi hermano de 25 pero son esos precisos momentos cuando niegas a la raza.

Pasadas dos horas el enemigo se había convertido en mi aliado, tenía hijos adoptivos y sin poderlo creer me gustaba, platicamos de relaciones amorosas, corazones rotos, traiciones, era como platicar con personas de mi edad (you’ll never know) pero esto definitivamente era nuevo, escuchar a una niña decir: “El amor no existe, esas son mamadas” y a otro exclamar: “Todos los hombres somos infieles, mi papá me dijo que todos somos unos zorros” Salud!!
Estos niños habían robado mi corazón, si Santa Claus era el amor para ellos alguien definitivamente ya les había informado que este era puro cuento.

Me sentía un pervertido Woody Allen o un bizarro Michael Jackson hablando de sexo tántrico con estos niños a los cuales les era prohibido comprar unos Marlboro en una pequeña miscelánea pero juraría que estaban mayor informados que yo o cualquiera de los lelos de 28 que andaban afuera platicando de sus amores. Subí las escaleras para dirigirme al baño cuando en medio del pasillo encontré unas bolsas de Donnina, tomé un vistazo, dos bufandas, D&G y Versace … y la nota de compra, Yaaauza!!!! comprendí que si existe algo más aterrador que un payaso después de media noche: Un ticket de $27,000 mexican pesos.

Bajé a reunirme con mis pequeños monstruos de la secta del maíz y observé que no se trataba de niños, era una conspiración de pequeños adultos que habían posesionado los cuerpos de pequeños e indefensos chamacos, era como una masonería pero más perverso, una escena de inspiración para la próxima novela del escritor del Código Da Vinci, Dan Brown. Todos estaban vestidos de Armani, Dior y Dolce, en un antro de la ciudad de la esperanza esto es de lo más común, pero ¿en una fiesta donde hay una piñata de Rosita Fresita? Eso si era too much ¿Los chicos serán chicos?

Le pregunté a mi amiga que quien le había regalado la ropa de Donnina, me explicó que no eran de ella, le pertenecían a un amiguito de su hermanita quien podía gastar aproximadamente $10,000 en menos de diez minutos, yo quería llamar al productor de E! para proponerle un buen show: “It’s Good to be Fourteen”. Cuando yo tenía 14 años tenía que dar el sirvientazo para ganarme una ida al pinchurriento cine: Lavar platos, bolear zapatos, podar el pasto, rezar una oración antes de comer (imagínenme a mi rezando). Casi vendía mi alma al diablo para poder conseguir pinches chafas pesos, ¿Qué serpientes y escaleras sabría yo de un diseñador a los catorce?

Aparentemente gracias a programas como “It’s Good to be..”, “The Fabulous Life of..”, Niurka y Bobby y el Internet los chicos ya no serán chicos. Visten como adultos, hablan como adultos, toman alcohol como adultos, conducen coches que ya quisiéramos muchos adultos y quien sabe que otras sorpresas tendrán bajo la manga y believe me no son resorteras ni trompos. Mientras seguíamos platicando de sex is good, love is just a game, we like to party, HBO y cosas de gran trascendencia el alcohol empezó a tomar efecto en sus frágiles mentes, entonces ayudé a mi amiga a subir al baño a uno de los mini adultos a abrazar a la diosa de porcelana (W.C), mientras mi amiga trataba de que el chico no se vomitara su chamarra PRADA, yo sostenía su cartera y celular para que no los perdiera en el trance.

Cuando bajamos la madre de mi amiga estaba ardiendo en coraje pues el escándalo era ya insoportable, era como observar una escena de Irak en la CNN: niños tambaleándose, vomitando, maldiciendo a gritos la vida y fumando al igual que lo haría una madre que tiene a un hijo en la cárcel. Esa noche los adultos no rompieron la piñata, los niños acabaron guacareados yo observaba la escena mientras fumaba un Camel y veía como se cagoteaban a mi amiga, Happy Birthday “Como es posible que estés viendo que estos chamacos están tomando y no me digas nada? ¿Qué van a decir sus papás? ¿Qué les voy a decir? Carajo, eres una irresponsable” Gritó la mamá. Fue en ese momento que tomé mi chamarra y salí corriendo a mi departamento huyendo de la escena del crimen. Llegando a casa me di cuenta que aun tenía la cartera Gucci y el celular del pequeño bribón, la abrí y encontré: una tarjeta adicional American Express, una Banamex Junior, credenciales de un club, $3,700 pesos y una credencial de Blockbuster.

No pude evitar por más espiritual, cabalista o budista que sea compararla con mi cartera a los catorce años: Goma de mascar, cero varo, estampas de los X-Men y polillas, no quise ir al pasado, inmediatamente abrí mi cartera: $70 pinches pesos.

Esa madrugada no pude pegar ojo, no sabía si se trataba por creer en aliens alcohólicos que poseían niños, por que a mi amiga la regañaron delante de todos, porque mi cartera era una burla a comparación de la Gucci o porque simplemente tenía un insomnio de loco, no fue hasta que asomé lentamente mi cabeza debajo de mi cama para asegurarme de que no había oculto un payaso asesino, cuando me aseguré de que todo estaba en calma dormí como un bebé, aparentemente era verdad: Los chicos siempre seremos chicos.

20 comments:

ka! said...

Puedes creerlo?

Aterrador no?...vamos, cada que entro a un antro y "pateo loncheras" me doy cuenta que se perdió el gusto por esforzarse...

Yo trabaqjo como negro para pagarme mis dos únicos gustos de "diseñador de clase media" (lociones armanni y camisas nautica) y eso cada 4 meses...y existe quién sólo estira un dedo..

No se trata de mi frustrado sentido de mantener mi nivel de vida cuando era hijo de familia..se trata de ver que clase de monstruos serán estos yuppies cuando tomen posesión de las empresas de sus padres...o algo así..

Me asusta...

Apolo Artemis said...

Yo recuerdo que a los 15 sufría porque no había ido nunca al Magic o al News, porque mis papás no me querían prestar el coche y ya no hablemos de comprar uno. Y en cuanto a ropa con usar Levis o Guess todo era perfecto.
Benditos 15 en los que crees que te puedes comer al mundo de un solo bocado, te sientes el rey y creador, eres invencible y tus ideas son las más revolucionarias y chidas del mundo. Esperemos que la vida les de la oportunidad de madurar.

MEMOIRS DE UNA PINCHE TRASHY said...

Sabes que es lo mas triste?? Te juro que yo pedía permiso para ir a McDonalds!!!!!!! Super loser el pedo, tenía 14, 15 o sea que pinche mamada. Y sabes algo mas? Al otro día le devolví la cartera y llegó en un Mini o sea y yo…verga jajaja y sabes que me dijo?? |”Oye soy gay, no te gustaría salir conmigo a Valle??” Jajajaja O sea no mames ya me veo yo saliendo con un chico de 14 años, además de ser ilegal, jajajaja tiene mucho mas varo que yo jajaja no mames!! el destino está escribiendo mi vida de cabeza, en fin la pinche vida es muy rara a veces, pero aquí seguimos aprendiendo.

Un beso a ambos.

ka! said...

Jajaja...vende cara tu amor!..yo en tu lugar me dejaba querer..jajaja

MEMOIRS DE UNA PINCHE TRASHY said...

Nel Ka! a mi salir con pañalera me da hueva, pero el punto es.... en verdad estos ya no necesitan pañalera tienen conversaciones de adultos, se manejan como adultos sin embargo sigo pensando: NEL, estoy convencido fielmente que el que se acuesta con niños cagado amanece.

ka! said...

Es neto!

Wey..no mames...me latió un chingo tu radiografía en mi changarro..jajaja..

Y wey, dímelo a mí..a veces ni en ´las personas de tu mísma edad se encuentra "eso" q esperas de alguien...

Whtvr! a mi me caga patear loncheras en los antros..y las teens se me hacen "bonitas"; pero me late más un buen caminito de estrías en los muslos q señalen EXPERIENCIA...

See ya!..

Kike said...

Eww, estrías!

Ah, que chingá, fourteen, un mini, y DG??

Yo sí me lo como... no creo amanecer cagado, pues dudo amanecer con él.. jaja..

Ahh, los 15... QUÉ HORRIBLES fueron mis 15... y a mis 23, aún pido permiso para salir en casa... no es eso patético?

MEMOIRS DE UNA PINCHE TRASHY said...

Ka!:
Estrías??? Yiuu jajaja No lo se Ka!, ya no se que pedo. La neta esto del single life esta muy chido, ayer me fui con unos amigos a correr poka madre, después a clase de yoga luego a comer a un restaurante, después a liberar toxinas a un spa ya sabes baño turco, rematamos cenando tacos al pastor y fumando marihuana o sea pinche día chidisimo y poca madre súper relax, pero ay no se, como que a veces quiero a veces no y como mi misión en la vida es demostrar que las relaciones homosexuales son aberrantes jajaja también lo es demostrar que el amor NO existe. No lo se, ya no se me dan ni los de 45. Tal vez los chicos seremos chicos, los rucos rucos y los niños niños. Finalmente todo es acerca de pasado presente y con mucha suerte un futuro. Pero mis enemigos siguen siendo los mismos:

El tiempo
El espejo
La báscula

ka! said...

Cada quien defiende desde su trinchera no?

Vamos, considero disfrutar de mi soltería plenamente y disfruto del sexo ocasional y sus acordes..

No creo que el punto de vista sea buga o queer...es mas bien individual no? Vamos, las estrías no son "esteticas" pero cuando he estado con una mujer madura y con experiencia he disfrutado y aprendido..al igual q con la pequeña niña Moco que tenía todo en su lugar..

Ammm..es la forma como miramos las cosas, no?

ka! said...
This comment has been removed by a blog administrator.
MEMOIRS DE UNA PINCHE TRASHY said...

Pervert and Kinky!!!

ka! said...

jajajaja..ok! punto de convergencia!!!

Dios bendiga a la Putería y a cada una de sus artísticas expresiones..

MEMOIRS DE UNA PINCHE TRASHY said...

jajajaja y dudo que Dios bendiga la putería, oye Ka! eres de huevos jajaja.

Gus said...

Wow!!Tanto escandalo por que unos de 14 estaban borrachos? en Nayarit a los 12 ya te tomas una botella completa mmm no ,los niños chilangos no aguantan nada!!!

Apolo Artemis said...

Pues yo por el contrario defiendo el amor.

Es cierto que ya no creo en los cuentos de hadas, pero aun creo en la gente y sé que por ahí debe de estar una persona que quiera comprometerse y construir conmigo solo tengo que ser paciente y dejar que llegue.
Tus enemigos algún día también fueron los míos, pero ahora el tiempo se que me va dejando conocimiento y arrugas pero todo tiene un precio que hay que pagar, al espejo, ya lo dominé y espero que con el tiempo cuando ya no pueda con la ley de gravedad ya no me importe y para la báscula esta la anorexia je,je,je, no, no es cierto para la báscula disciplina, dos horas de ejercicio diarios bastan para tenerla en paz o dieta o ambas.
Y bueno cuando quieras yo te invitó... a Valle de Bravo no porque me da como hueva pero una chela si je,je,je.

MEMOIRS DE UNA PINCHE TRASHY said...

Lets go to Valle!!

Capitán Guayaba said...

Vergas!!!! ando está cabrópn, pero no se por que me imagino que lo que espero sea mi nueva decepción amorosa, haya sido así a sus 14, tiene 22, fue mi alumna y es extremadamente fresa, con lana, mamona con m mayuscula y del DF, Gonzalo, ayuda a este pobre engendro a sobrevivir a ese demonio con Tetas!!!! Me va a dejar en banca rota, yo que tan feliz soy en chanclas y jugando al playstation con mis amigos y un cartón de cahuamas en algun departamento, no se que será de mi. Tu post me ha alarmado, yo soy el de 25 y la fémina es como la niña de 14 (pero ya desarrollada).

Ultraviolet said...

NO lo puedo creer???!!!! 25 mil pesos gastarlos así nada....no pues que chavitos..que ya se pongan unas megas borracheras....14 años?? o sea no manches..a esa edad me cae que no andaba pensando en hombres, bebida..y menos fumar..ahora si como diría mi abuelita...QUE JUVENTUD LA DE AHORA!!
salU2!!

MEMOIRS DE UNA PINCHE TRASHY said...

Ay Capitán eres taaaaaaaaaaaaan heterosexual jajaja. Numero uno si eres feliz con chanclas, un playstation y un cartón de cahuamas tenemos tres problemas:

1) Eres depresivo.
2) Eres adicto al juego.
3) Eres alcohólico.

Sin embargo déjame decirte que está muy bien ser las tres o una de las tres mientras seas feliz, y si esta chica en primer lugar le das el adjetivo de demonio con tetas, te va a dejar en bancarrota, es mamona y es del D.F cuando tu vives en Tijuana creo que el problema está resuelto:

Salva tu alma y córtala!

Ultraviolet: Si no mames, nosotros ahorrando como pendejos para comprar boletos para Depeche Mode o un gorro Versace Jeans y estos cabroncitos en tres putazos se maman una cuenta de miles. Neta guey que yo a los 14 ni idea de quien era Gianfranco Ferré y con $100 pesos me creía hijo de Paloma Picasso.

Mugrali said...

A mi me encantó lo del sirvientazo y chale me la aplicaron hasta los 19, demonios!!!! 19 años de mucama me respaldan, jajaa.